Home » El cuento de mi vida. Memorias inéditas by Andrés Caicedo
El cuento de mi vida. Memorias inéditas Andrés Caicedo

El cuento de mi vida. Memorias inéditas

Andrés Caicedo

Published
ISBN : 9789580499824
Paperback
101 pages
Enter the sum

 About the Book 

¿Qué es el cuento de mi vida? Debo confesar que, cuando el texto llegó a mi correo electrónico, comencé a leerlo con cierto nervio y con indómita tensión. ¿Y esto cómo se lee? Después de tantos años de seguirle la pista a la obra de Caicedo, ¿cómoMore¿Qué es el cuento de mi vida? Debo confesar que, cuando el texto llegó a mi correo electrónico, comencé a leerlo con cierto nervio y con indómita tensión. ¿Y esto cómo se lee? Después de tantos años de seguirle la pista a la obra de Caicedo, ¿cómo enfrentarme a un nuevo e inesperado hijo de más de treinta años? Las dudas se despejaron rápidamente cuando me devoré sus páginas. Allí estaba consignado y confirmado el talento feliz de su autor, su horrorosa sinceridad, su terrible sentido del humor, su eficacia narrativa, su poderosa manera de enfrentarse a la autodestrucción, con las herramientas intactas de un escritor que decide inmolarse mientras se enreda en sus palabras. Al leer los textos (que Andrés insiste en no llamar ?diarios?), uno queda con la sensación de que su autor vivía algunos asuntos de la vida real para poder escribirlos y reflexionar sobre ellos. La vida, para Caicedo, era preferible escrita. De la depresión de que su autor quería ser una especie de aciago demiurgo al que le estorbaba el ritmo banal de la existencia, pero al que estimulaba a más no poder su traducción en signos escritos. Cuatro secciones extraídas de sus cuadernos personales y dos cartas demoledoras nos dan cuenta de los pálpitos del corazón delator de Andrés. De repente, el único reproche que tengo a ?El cuento de mi vida? es que queda faltando algo. Uno como que quisiera más. Pero, bueno. Es que con la obra de un escritor suicida siempre va a quedar faltando algo. Y estoy seguro de que los lectores incondicionales de Caicedo siempre querrán, querremos, que se nos rebose la copa. Sandro Romero Rey